jueves, 21 de agosto de 2008

La verdadera democracia

"La verdadera democracia, si la hay, es sólo remanente, para cuestiones cada día más municipales y barriales. Sólo subsiste en contadas excepciones, en muy pocas naciones desarrolladas y en algunos países en vías de desarrollo que están recobrándose lentamente de sus escombros, y oponiéndose -como pueden y mientras puedan- a los dictados del Nuevo Imperio Romano.

Los pueblos en general están cada día más alejados de las grandes políticas nacionales, que... nada suelen tener de nacionales.
"
(PÁGINA 13)

4 comentarios:

Castigador dijo...

Eso es cierto.No hay más que darse un paseo por cualquier ciudad del planeta para ver como han crecido la violencia y la marginación, que son fruto de una política de desigualdad social, mentada y puesta en escena por los propios gobienos que las tutelan. ¿Democracia?, demos gracias diría yo. Un cordial abrazo y nos vemos en el blog, amigo mío.Hasta siempre.

Nahuel Pavano dijo...

Concuerdo con castigador, y consecuentemente, con neo. La democracia es una ilusion, tal como explica graziano, una parodia de si misma.
Sigo atentamente cada articulo que escribas, suerte.
Nahue

Havoc dijo...

Las políticas de los paises capitalistas, sí responden a un interés nacional: Al interés de la burguesía nacional, que no deja de ser una ínfima minoría de la población.

Y no puede haber democracia "política" (igualdad de derechos) si ya de por sí no existe una democracia económica:

El sistema capitalista se basa en la privatización de los medios de producción y distribución. Si éstos medios fueran patrimonio del pueblo, si el pueblo controlara y poseyera estos medios, y si el pueblo se fundiera con el Estado, entonces sí podríamos llegar a forjar una democracia política.

Por eso para que haya democracia política primero debe haber democracia económica, porque mientras unos hombres posean, y otros no posean, los que posean explotarán y esclavizarán a los desposeídos. Y los derechos de los explotadores siempre prevalecerán por encima del resto.

Por este motivo es fundamental hacer una revolución, superar el capitalismo, e implantar una democracia económica: El Socialismo, para poder alcanzar, algún día, una democracia política a nivel nacional y mundial.

Saludos a todos.

Ne O dijo...

Aquí sí coincido contigo, Havoc, es un sueño recurrente desde mis 18 años. Sin "democracia económica" no puede haber verdadera democracia.
Muchas gracias por tu comentario.